Las chicas declaran sufrir más maltrato físico y psicológico en general, pero la diferencia es aún mayor cuando se trata de acoso sexual. La diferencia aumenta con la edad, como señalan los datos que comparan ESO y Bachillerato:

La violencia también se da en redes sociales, así como dentro y fuera de los centros educativos, ya que es un continnum a veces difícil de localizar.